Hoy nos ha entrado un vehículo averiado a nuestro taller. Un vehículo adaptado hace no mucho tiempo en nuestra provincia. El acelerador dejó de funcionar, la sorpresa es encontrarnos esta instalación tan impresentable. ¿De verdad una posición de preponderancia y casi exclusividad en el mercado de las adpataciones permite este nivel de instalaciones? ¿Acaso no está claro que nuestros clientes dependen de nuestro trabajo para poder conducir? Increible. A continuación un manual gráfico de "COMO NO SE DEBE HACER UNA INSTALACION DE UN ARO ACELERADOR Y UN FRENO DE SERVICIO" Seguir leyendo.